Entrevista: Roberto Pérez Toledo

Entrevistamos a Roberto Pérez Toledo, director de “Seis puntos sobre Emma”, su primer largometraje protagonizado por Verónica Echegui, Álex García y Fernando Tielve.

¿Cómo era Roberto de niño?

Recuerdo mi fijación progresiva con el cine, mis padres me llevaban al cine desde muy pequeño y mi tío tubo un videoclub en mi barrio y yo me convertí absolutamente en una rata de videoclub. Me recuerdo como un niño más interesado en la ficción que en la realidad, de repente encontré un refugio con todo lo que tenía que ver con los libros, aunque leía menos que veía películas. Y tanto mi infancia como mi adolescencia estuvieron marcadas por esas experiencias cinematográficas. Luego ya con la excusa de ayudar a mi tío en el videoclub, me llevaba tres pelis diarias a casa y así fue como básicamente transcurrió mi adolescencia.

También estaba muy obsesionado con el cómo se hacían las películas, con los making of, en aquel momento era todo mucho más complicado, los jóvenes de hoy tienen acceso a internet y pueden ver cualquier makin o extras de las películas y que en aquel momento era muy. También estaba muy interesado en las bandas sonoras de forma compulsiva y poco a poco fui encajando todos esos contenidos, fue germinando la semilla de creer que yo podía dedicarme algún día a dirigir películas, cortos o lo que fuera con una cámara.
Una de las cosas que te ayudan mucho a hacer cosas artísticas dependen de ti o de factores como la suerte o algo llamado talento que no sabes si lo tienes, lo puedes tener para una gente, para otra no y si que creo que en la adolescencia hubo algo que hizo clic y me hizo sentir que podía dedicarme a esto.

Me decidí ir a una escuela de cine, a mis padres no les hacía gracia la idea, era algo como muy inhóspito y acabe yendo a estudiar comunicación audiovisual que era algo como mas intermedio, algo relacionado con lo que yo quería, pero con forma de carrera universitaria.

6406585453_770e660597_b¿Qué es lo que más le hacia disfrutar?

Vivía muy frustrado porque donde me crié había solo un cine durante los ochenta y luego llego otro con 5 salas y todo era puro cine comercial americano, con lo que yo disfruto mucho, pero también tenía la curiosidad de ver otro tipo de cine. Luego me ayudo mucho el canal + y el hecho de poder ir descubriendo cinematografías nuevas de otros países.

Comparte con nosotros alguna de tus vivencias más importantes para llegar
a donde estás ahora.

Hay una frase que yo escribí para el personaje de Emma, “No me gusta que me digan lo que puedo hacer y lo que no”, y eso creo que ha sido muy importante para mí en relación a mi silla de ruedas.

Recuerdo que cuando acabe la carrera quise venir a una escuela de cine en Madrid, y llamaba preguntando por su accesibilidad, necesitaba saber que me iba a matricular en una escuela donde yo podría entrar, que no tuviera escaleras, sino rampas, hay edificios que evidentemente no me permiten entrar de una forma normal y hubo en concreto una escuela que llame para preguntar si podía acceder a sus instalaciones, el señor que cogió el teléfono me contestó, bueno.. no lo sé.. y yo le dije no le había preguntado si yo podría, solo le he preguntado si hay escalones en la puerta, yo nunca he intentado demostrar nada a nadie, yo soy un tipo intentando hacer lo que quiere hacer y es cierto que nunca he permitido que nadie me dijera si yo era capaz de hacer algo y me he dedicado a hacerlo.

Después de muchos cortometrajes te has lanzado a dirigir tu primera
película “Seis puntos sobre Emma”. ¿Qué has puesto de ti en esta película?

Yo cuando escribía el guion no era muy consciente si escribía algo sobre mi o no, cuando vi la película terminada sí que es cierto que me reconocía en muchos aspectos de Emma, sobre todo en su manera de enfrentarse al mundo, de alguna forma con alguna coraza que impide que nadie le trate con sentencia o victimismo y sí que es cierto que ese aspecto mío esta en ese personaje, en esa forma de enfrentarse al mundo muchas veces sola. Una de las cosas que tenía muy clara que no quería colocar a Emma en un entorno familiar, no quería arroparla con parientes, quería mostrarla sola frente al mundo con su bastón y su perro y lanzarla al mundo con un objetivo que ella cree que es lo que necesita para ser feliz o para completarse, de esa manera creo que si me reconozco en esa forma independiente y con arrojo que tiene aunque luego se da cuenta de está perdida en el mundo, como muchos de nosotros.

posterSiguiendo tu trayectoria, podemos ver que eres muy activo en las redes
sociales. ¿qué cuestiones positivas pueden aportar para trabajar con jóvenes
y en el tiempo libre?

Me habría gustado mucho ser adolescente ahora, con las posibilidades que hoy tiene alguien con inquietudes cinematográficas para coger una cámara cualquiera, ya sea con un móvil o lo que sea y dedicarte a grabar cosas, colgarlas en la red, tener un programa de edición con el que montarlas tu mismo, las plataformas que tenemos con las redes sociales para poder compartir todo esto, con cualquier persona que está en cualquier lugar del mundo.

Son plataformas perfectas para que cada uno desarrolle las inquietudes con respecto a lo que queremos hacer, probar o experimentar y enseñarlas al mundo de una forma mucho más rápida de lo que lo teníamos las generaciones anteriores. Deberíamos enseñar a los jóvenes que es una palestra muy interesante si se usa adecuadamente, que no se trata de poner ahí tu vida intima, sino saber aprovecharla como carta de presentación a una gente afín a tus intereses.

¿Cuáles son tus sueños ahora?

Son los mismos que antes, poder seguir dedicándome a esto y poder hacerlo cada vez de una forma más cómoda y más holgada, sueño con poder seguir contando historias, en formato corto o formato largo. Teniendo en cuenta que lo que yo escribo no es muy caro de producir, es más sencillo, no escribo superproducciones caras que no voy a poder sacar adelante y sobre todo poder vivir de esto evidentemente.

6177010508_41c830cb95_b¿Qué aficiones disfrutas en tu tiempo libre?

Cosas normales, cine, teatro, pasear por Madrid, viajar… cosas que a todos nos airean y sobre todo en este último tiempo que he estado muy enfrascado con la película, que cuando no estaba con la película, estaba pensando en la película, haciendo escapadas, volviendo a Lanzarote con mis padres y mi hermana que están allí y cosas tan simples como un paseo por el retiro o el parque de las siete tetas pueden ser increíbles.

¿Tienes proyectos futuros?

Voy a seguir haciendo cortos, “Una historia de una cama de 90” que tiene que salir ahora y grabé después de Seis Puntos Sobre Emma y cada vez más clara la historia de mi segundo largo, cada vez más listo para luchar por ello y espero que prontito se pueda materializar. También quiero probar en teatro, una continuación de lo que estaba haciendo en los cortos pero de forma teatral, e intentar probar con toda la humildad del mundo, me da mucho respeto.

6355703945_9194eec3e3_b

¿Qué destacarías que puede ofrecer a los y las jóvenes de hoy el movimiento Scout?

Todo lo que tenga que ver con colocar a los niños de hoy en día en el mundo actual de la forma mas honesta posible para mi será maravilloso. Creo que ser padres hoy en día es una de las mayores aventuras que uno puede emprender y la mas compleja, hay que ser muy responsable con esa vida que se genera y poder colocar a sus niños y niñas en un entorno favorable, que esté en contacto con la naturaleza, con valores y sobre todo algo muy importante como el respeto absoluto hacia todo lo que nos rodea.

Comparte con nosotros alguna reflexión que pueda ayudar a los y las scouts que quieran cumplir sus sueños. ¿Y para aquellas personas que tengan alguna dificultad?

Que no permitan que nadie les diga lo que pueden hacer y lo que no, simplemente lo hagan, que lo intenten, sino se van a estar preguntando siempre que habría pasado si lo hubieran intentado. Hay que tener claro lo que uno quiere hacer, yo fui afortunado al sentir de una forma muy nítida lo que quería hacer, lo que necesitaba hacer para sentirme realizado, básicamente se trata de eso, encontrar el camino y cuando lo haces ir a por todas y ser un poco ambicioso para conseguir lo que deseamos, con honestidad, sin pisar a nadie.

6355742963_66d52dda03_b

Print Friendly
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *