BLOQUE II: CONOCIÉNDONOS Y ACTUANDO

La campaña “Diversión con CTRL 2.0” te acerca hoy a un aspecto importante en la prevención de las drogodependencias. Se trata de conocerse, de saber de manera consciente cuál es la idea que tenemos sobre nosotros y nosotras mismas, y sobre eso, actuar.

¿Por qué nos lo planteamos desde Scouts de España?

Porque la adolescencia es un período de vulnerabilidad en sí mismo, por la fragilidad que la inestabilidad propia del proceso de construcción de identidad personal y social pueda suponer. Es fundamental conocer y aceptar nuestras propias posibilidades y limitaciones, así como los cambios físicos y psíquicos como algo natural, tomar conciencia de los cambios continuos y considerar el grado de equilibrio necesario que favorezca el desarrollo integral.

Cada día nos relacionamos con nuestra familia, amigos, compañeros/as de clase…sin embargo, no siempre estamos satisfechos. La idea que tenemos de nosotros mismos influye en nuestras relaciones sociales, una persona que mantiene buenas relaciones sociales será más propensa a la extroversión y a un buen nivel de autoestima. Esta capacidad de interacción se APRENDE.

El desarrollo de las habilidades sociales va a permitir expresar acuerdo o desacuerdo, manifestar opiniones, decir “no”. Las habilidades sociales pueden adquirirse y aprenderse a lo largo de toda la vida, su obtención va a repercutir en la autoestima, auto-concepto, valía personal, todas ellas variables que inciden en el concepto integral de Salud. Ponemos en juego las Habilidades Sociales cuando nos relacionamos, cuando nos comunicamos con otras personas, y por lo tanto son las que nos van a permitir expresar nuestra opinión, nuestros deseos, decir aquello con lo que estemos o no de acuerdo, etc., haciendo que nos sintamos bien con nosotros mismos, e igualmente respetando a las otras personas.

Otra posible definición de habilidades sociales: “conjunto de conductas emitidas por un individuo en un contexto interpersonal que expresa los sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de ese individuo de un modo adecuado a la situación, respetando esas conductas en los demás, y que generalmente resuelve los problemas inmediatos de la situación mientras minimiza la probabilidad de futuros problemas” [Caballo, 1986].)

La OMS estima que las siguientes habilidades para la vida son indispensables (Mantilla, 1993):

La capacidad de tomar decisiones ayuda a evaluar sus posibilidades y a considerar cuidadosamente las diferentes consecuencias de sus elecciones.

La capacidad de resolver problemas ayuda a buscar soluciones constructivas a sus problemas. Esta habilidad puede reducir mucho la ansiedad.

La capacidad de pensar en forma creativa es indispensable para tomar decisiones y resolver problemas. Permite explorar todas las alternativas posibles y sus consecuencias. Ayuda a ver más allá de su experiencia personal.

La capacidad de pensar en forma crítica ayuda a analizar objetivamente la información disponible junto con sus propias experiencias. Permite reconocer los factores que influyen en el comportamiento, como los valores sociales, la influencia de los compañeros y la influencia de los medios de comunicación masiva.

La capacidad de comunicarse con eficacia ayuda a comunicar a los otros, verbalmente o de otra forma, sus sentimientos, necesidades e ideas.

La capacidad de establecer y mantener relaciones interpersonales ayuda a interactuar de modo positivo con las personas con quienes se encuentran a diario, especialmente con los familiares.

El autoconocimiento es la capacidad de saber quiénes son, qué quieren o no quieren y qué les complace o disgusta. También les ayuda a reconocer las situaciones estresantes.

La capacidad de experimentar empatía es la habilidad de una persona para imaginar cómo es la vida de otra persona en una situación muy diferente de la primera. Ayuda a entender y aceptar la diversidad y mejora las relaciones interpersonales.

La capacidad de controlar las emociones permite que reconozcan sus emociones y la forma en que influyen en su comportamiento. Es de particular importancia aprender a manejar las emociones difíciles como la violencia y la ira, que pueden tener consecuencias desfavorables para la salud.

La capacidad de manejar la tensión y el estrés es la mera habilidad de reconocer las circunstanciasde la vida que les causan estrés.

Saber exponer nuestras opiniones y sentimientos, de forma que nos sintamos bien con nosotros mismos y con los demás es lo que denominamos habilidades sociales. Debe entenderse la comunicación en toda su extensión; verbal y no verbal. La no comunicación es también comunicación, porque también quiere decir algo, o por lo menos así lo puede entender el receptor.

La comunicación verbal sirve como vehículo a los contenidos explícitos del mensaje, y se requiere para poder garantizar una comunicación efectiva que sean realmente explícitos, es decir, que sean presentados de un modo descriptivo y operativo, y según un código común con el interlocutor a quien se habla. Expresiones vagas y generalizadoras (ej: “siempre estás…”, “eres un egoísta…”) obstaculizan o cierran los canales de comunicación.

La comunicación no verbal implica la expresión facial, la mirada, contacto físico, gestos, tono de voz, en resumen, toda aquella forma de comunicación que no sea la verbal. Resulta imposible de ocultar o falsear, y puede ser congruente o no con los mensajes verbales (dejándonos la sensación, más o menos clara, de que el emisor del mensaje no nos dice lo que piensa).

La falta de habilidades sociales, de la capacidad de decir “no” son factores de riesgo para el consumo de drogas. Este déficit puede ser debido a la ausencia del aprendizaje de las mismas durante la infancia y adolescencia, o bien a un aprendizaje inadecuado.

Las habilidades sociales pueden adquirirse o bien mejorar en cualquier etapa de la vida y ésta es una labor que tenemos que potenciar los scouters en todas las actividades que realicemos con ellos.

 En la comunicación existen dos tipos de comportamientos: el verbal y el no verbal:

1. Comportamiento verbal: tiene la función de servir de vehículo a los contenidos explícitos del mensaje, y lo único que se requiere para garantizar una comunicación efectiva es quesean realmente explícitos, es decir, que sean presentados de un modo descriptivo y operativo, y según un código común con el interlocutor a quien se habla. Expresiones vagas y generalizadoras (ej: “siempre estás…”, “eres un egoísta…”) obstaculizan y esclarecen los canales de comunicación.

2. Comportamiento no verbal: resulta imposible de ocultar. Tú puedes ocultar tus palabras, puedes decidir no hablar o no comunicarte verbalmente, sin embargo resulta imposible no enviar mensajes a través de tu rostro o de tu cuerpo. Existen varias dimensiones del comportamiento no verbal:

Por otra parte, existen tres tipos de estilo de relación entre las personas: agresividad asertividad- timidez. El estilo con que te comunicas es la carta de presentación para tu interlocutor.

No cabe duda de que para todas las personas, en diversas situaciones, y con distintas edades, saber expresarse correctamente y saber defender sus derechos y creencias es importante, pero puede que en la adolescencia, y en concreto, en el campo de la prevención de drogas, cobren un papel relevante las habilidades sociales.

De este modo, la prevención del consumo de drogas, incluye, entre otras variables, la adquisición de habilidades sociales, que permitan a los adolescentes expresar aquello con lo que no estén de acuerdo, manifestar sus opiniones y decir “no”. Un déficit en las habilidades sociales puede ser debido a la ausencia del aprendizaje de las mismas durante la infancia y adolescencia, o bien a un aprendizaje inadecuado. Las habilidades sociales pueden adquirirse o bien mejorar, no obstante en cualquier etapa de la vida, podemos aprender a tener un adecuado repertorio de las mismas y aprender a usarlas de forma correcta.

Para contribuir a profundizar en ese conocimiento, te presentamos una serie de documentos que nos van a ayudar a mejorar nuestros programas de intervención mediante la mejora de nuestra salud adquiriendo herramientas para el desarrollo personal.

  • Programa de aprendizaje y desarrollo de Habilidades Sociales. Deporte y vida. Cuaderno del alumno y del monitor/a

 Financiado por:

Print Friendly
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *