¡Comenzamos!

¡Buenos días! Aquí el primer informe de nuestro diario de a bordo en el Campamento Rover. Tercer día desde que nuestros rovers/compañeros partieron hacia Zaragoza desde los puntos más diversos de nuestra geografía ¿Y qué ha ocurrido desde entonces? Ahora lo veréis:

Día 1 de agosto, sábado

Los participantes fueron llegando a lo largo de la tarde al camping municipal de Zaragoza, con más o menos dificultad según los casos, y recibiendo tanto sus acreditaciones como las camisetas del campamento. En la parte trasera de las acreditaciones aparece un número que corresponde al clan al que van a pertenecer tanto rovers como scouters durante esta semana. Aunque siguieron llegando grupos hasta el final del día de forma esporádica, a las 19:30 tuvo lugar la inauguración y bienvenida al campamento, que comenzó con una presentación de nuestro miembro del Staff Guillermo Andreu, y continuó con una charla motivadora impartida por Juan Buil (¡Gracias Juan!).

Después llega el momento de dividirse en los nuevos clanes y comenzar a trabajar. En esta ocasión para cocinar tapas en un Mini Masterchef preparado por nuestros Rovers/Compañeros con ingredientes improvisados y negociando con otros clanes para conseguir los que más les convenían. En definitiva, una cena creativa que salió muy bien. Desde luego se puede decir que han sabido aprovechar el curso de Manipulador de Alimentos.

Día 2 de agosto, domingo

Nos despertamos a las ocho de la mañana para desmontar rápido, desayunar e iniciar nuestro viaje al Centro Scout de Griébal, donde llegamos al mediodía. Tras bajar del autobús, aún falta subir los dos kilómetros y medio que separan la carretera de la zona de campamento, cada uno a su ritmo.

Después de llegar y comer, comienza el montaje de tiendas, las reuniones con scouters, los actos comunitarios… A las 18:00 damos (de nuevo) la bienvenida al campamento y al Centro, siendo recibidos por el director de este, Alfredo. Cabe decir que el Staff del centro es estupendo.

Las duchas al aire libre nos dejan unas vistas impresionantes del pantano y las montañas, y el agua fría… en fin, es buena para la circulación.

Tras la cena comenzamos las evaluaciones por parte de scouters y rovers, comenzando (no sin algo de trabajo) con el sistema de representantes de clanes y subcampos programados. Realmente ha sido un día largo y cansado, pero igualmente productivo.

Y bueno, en estos momentos escribo desde el comedor del centro, mientras nuestros rovers/compañeros comienzan a desayunar, siendo servidos por el clan al que hoy le corresponde realizar los servicios. De momento han sido dos días geniales y el resto del campamento se nos plantea como una experiencia increíble.

Me despido, hasta dentro de un par de días. Buena caza y largas lunas.

Irene.

Print Friendly, PDF & Email
1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *