“ERASMUS SCOUT”, LA MIA STORIA (2)

… Y después de un tiempo (Erasmus Scout, La mia Storia parte 1) la llamada llegó de manera inesperada, ni siquiera me acordaba de haber dejado mi número en un e-mail que había escrito semanas antes, -“hola, ¿David ?”- preguntó una voz en un castellano chapurreado y con acento de Laura Pausini, -“sí, soy yo ¿Quién es?. Fue este el momento en el que comprendí que la interlocutora había acabado todo su conocimiento del castellano en la primera frase, pero la intención es lo que cuenta, y cuando dos personas quieren entenderse -especialmente si son scouts- no hay barreras lingüísticas o de otro tipo que se puedan interponer.

pañoletas MI35

Gruppo Milano 35, fue la primera vez que oía ese nombre y me encantó la idea, me proponían colaborar con ellos como scouter pasando por todas las secciones, “así puedes conocer como son los scouts en Italia” me dijo la “capo gruppo” Chiara E. ¡Exacto!, ¡bingo!. Me falto abrir la ventana y gritar, era eso lo que estaba buscando, concertamos una cita con todo el Consejo y allí me presente.

Tres años después de ese día, estoy escribiendo desde mi casa en el barrio de Cologno Monzese, Milán, donde vivo con mi novia (casualmente la “Bagheera” de la manada del grupo Milano 35, aunque esta es otra historia). Claramente, nunca olvido mi Grupo de toda la vida, y sigo colaborando con ellos, pero ahora mi servicio lo realizo como scouter de la tropa del Gruppo Milano 35.

Esta es mi historia, posiblemente no es una gran historia pero os aseguro que es verídica, y pienso que prescindiendo de los elementos particulares de mi relato, podemos sacar una buena conclusión, y es que la Hermandad Scout es real, esta viva y existe. Allá donde estés no pierdas la oportunidad de conocer hermanos scouts, la pañoleta y la flor de Lis son como nuestra casa donde vayamos. Conoce, crece y ten siempre presente tu Promesa.

Un saludo de mano izquierda.

Buena caza y largas lunas

david_corresponsal

 

 

Print Friendly
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *