La lucha contra la Mutilación Genital Femenina

Hoy se celebrá el Día Mundial de la Tolerencia Cero a la Mutilación Genital Femenina.  La Mutilación Genital Femenina (MGF) constituye una forma de tortura que viola los derechos de las niñas y las mujeres. Las mujeres y niñas que son sometidas a este tipo de práctica a menudo sufren dolor severo, hemorragias, shock, dificultades para orinar, infecciones y en ocasiones incluso la muerte. La educación, el conocimiento, la formación y la concienciación de toda la sociedad son herramientas fundamentales para la erradicación de prácticas tan agresivas, y discriminadoras como ésta.

Es una práctica discriminatoria que vulnera el derecho a la igualdad de oportunidades, a la salud, a la lucha contra la violencia, el daño, el maltrato, la tortura y el trato cruel, inhumano y degradante; el derecho a la protección frente a prácticas tradicionales peligrosas y el derecho a decidir acerca de la propia reproducción.

Para acabar con esta práctica Amnistía Internacional pide a los Estados que aprueben una legislación específica que prohíba la MGF y que establezca sanciones apropiadas para los que la lleven a cabo. Asimismo, considera necesario que los Estados proporcionen medidas de reparación eficaces y adecuadas a las víctimas, entre las que se deben incluir las destinadas a eliminar el estigma y la discriminación que sufren las supervivientes de la violencia sexual y los estereotipos de género.

Cada año se estima que cerca de 3 millones de niñas corren el riesgo de sufrir Mutilación Genital Femenina, es decir, unas 6.000 niñas cada día, una práctica que consiste en la extirpación parcial o total de los órganos genitales femeninos. Según el último informe de UNICEF (julio de 2013), un total de 29 países, la mayor parte en África aunque también en algunas regiones de Oriente Medio, Asia y América Latina, la llevan a cabo, y entre 120 y 140 millones de niñas y mujeres podrían estar sufriéndola cada año.

  • Unos 140 millones de mujeres y niñas sufren en la actualidad las consecuencias de la MGF.
  • En la mayoría de los casos se practican en la infancia, en algún momento entre la lactancia y los 15 años.
  • Se calcula que en África hay 92 millones de mujeres y niñas de más de 10 años que han sido objeto de MGF.
  • Se calcula que a día de hoy hay unos 125 millones de niñas y mujeres mutiladas en 29 países de África y Oriente Medio.
  • Si la tendencia actual continúa, para 2030 aproximadamente 86 millones de niñas en todo el mundo sufrirán algún tipo de mutilación genital.

tipos

Más información sobre la MGF

¿Causas de porqué se realiza la mutilación/ablación genital femenina?

  • Sexuales: a fin de controlar o mitigar la sexualidad femenina.
  • Sociológicos: como rito de iniciación de las niñas a la edad adulta o en aras de la integración social y el mantenimiento de la cohesión social.
  • Higiene y estéticos: porque se cree que los genitales femeninos son sucios y antiestéticos.
  • Salud: porque se cree que aumenta la fertilidad y hace el parto más seguro.
  • Religiosos: debido a la creencia errónea de que la ablación genital femenina es un precepto religioso. La ablación se practica principalmente a niñas y adolescentes de entre 4 y 14 años. No obstante, en algunos países la ablación genital femenina se practica a niñas menores de 1 año, como por ejemplo, en Eritrea y Malí, donde la práctica afecta, respectivamente, a un 44 y un 29% de estas niñas.

Procedimientos, se clasifica en cuatro tipos principales:

  • Clitoridectomía: resección parcial o total del clítoris (órgano pequeño, sensible y eréctil de los genitales femeninos) y, en casos muy infrecuentes, solo del prepucio (pliegue de piel que rodea el clítoris).
  • Excisión: resección parcial o total del clítoris y los labios menores, con o sin excisión de los labios mayores.
  • Infibulación: estrechamiento de la abertura vaginal para crear un sello mediante el corte y la recolocación de los labios menores o mayores, con o sin resección del clítoris.
  • Otros: todos los demás procedimientos lesivos de los genitales externos con fines no médicos, tales como la perforación, incisión, raspado o cauterización de la zona genital.

Consecuencias. No aporta ningún beneficio a la salud, solo daño:

  • Sus complicaciones inmediatas son:

El dolor intenso, choque, hemorragia, tétanos, sepsis, retención de orina, llagas abiertas en la región genital y lesiones de los tejidos genitales vecinos.

  • Las consecuencias a largo plazo pueden consistir en:

Infecciones vesicales y urinarias recurrentes;quistes;esterilidad;aumento del riesgo de complicaciones del parto y muerte del recién nacido. Necesidad de nuevas intervenciones quirúrgicas, por ejemplo cuando el procedimiento de sellado o estrechamiento de la abertura vaginal (tipo 3 mencionado anteriormente) se debe corregir quirúrgicamente para permitir las relaciones sexuales y el parto. A veces se vuelve a cerrar nuevamente, incluso después de haber dado a luz, con lo que la mujer se ve sometida a aperturas y cierres sucesivos, aumentándose los riesgos inmediatos y a largo plazo.

Una realidad también en Europa

No existen datos oficiales sobre el número exacto de mujeres y niñas que sufren MGF en Europa, aunque se estima en unas 500.000, además de otras 180.000 mujeres y niñas en riesgo de ser sometidas a esta práctica todos los años. Se calcula que cada año, 20.000 mujeres y niñas buscan asilo procedentes de países que practican la MGF en la Unión Europea.

24821Desde ASDE Scouts de España trabajamos desde hace años por la defensa de los Derechos de la infancia, la promoción de la igualdad así como el fin de todos los tipos de violencia incluída la de género. Se han puesto en marcha diferentes formaciones, voluntariados, Campañas gracias a las cuales se han desarrollado recursos y materiales didácticos que están tu disposición.

Si quieres saber más sobre esta terrible práctica te dejamos unos recursos:

Fuentes: Amnistía Internacional, Organización Mundial de la Salud, Naciones Unidas, UNICEF.

 

Print Friendly
1 comentario

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *