Pamela Palenciano, con su monólogo ‘No sólo duelen los golpes’ le ha cambiado la vida a más de un millar de personas, enseñando a detectar las sutilezas y primeros síntomas de esta “enfermedad social” llamada machismo.

P: Desde Scouts de España creemos que la educación lo es todo y la sociedad actual cuenta con más información y más herramientas para acabar con la violencia machista, entonces ¿Por qué no acabamos con ella? ¿Qué estamos haciendo mal?

R: Estoy de acuerdo, desde luego la educación precisamente es todo para el ser humano. Lo que estamos haciendo mal es definir la violencia machista como un problema que tienen “unas pobrecitas que son unas pocas y unos cabrones que son otros pocos“. Lo estamos abordando hacia afuera y no hacia adentro, reconociendo que cada ser humano lleva intrínsecamente el machismo porque está aprendido desde hace mucho tiempo.

No estamos atajando el problema de poner la mirada en quien ejerce la violencia. Esto es como el bullying, que está tan de moda ahora. Yo en mi época fui víctima del bullying. Ahora se habla de las víctimas, pero ¿qué se va a hacer con los victimarios y victimarias, que son niños y niñas también menores de edad, aprendiendo a ejercer la violencia?, ¿vamos a hacer algo con ellos/ellas o solo lo que nos queda es expulsarlos tres días de clase?. Creemos que eso es la solución para acabar con la violencia, pero no. Y en la violencia machista pasa lo mismo. Es poner el foco en la víctima, dejar al agresor como el malo malísimo, que nadie quiere identificarse con él.

También es verdad que hay mucho ataque al feminismo, y claro, entonces no hay quien sea un poco feminista, porque es muy radical ¿no? Por esta línea, creo que lo que estamos haciendo mal. Los seres humanos hacemos lo que podemos, yo me incluyo entre las que lo estamos haciendo mal, pero yo apelo a la Institución, al Estado, no se hace una inversión de verdad en arreglar esto, y aparte, que cada persona tenemos que revisarnos a nosotras mismas, porque la violencia, el machismo, el capitalismo, el racismo, el clasismo etc., lo tenemos dentro, que lo hemos mamao,  nadie se acuerda de cómo aprendió a interiorizar ciertos valores y comportamientos que parecen genéticos, que no lo son, son aprendidos. Pero todo lo que se aprende se desaprende.

P: Nos preocupa particularmente, por nuestro ámbito de actuación con la adolescencia, el repunte de violencia, los noviazgos tóxicos y cómo se llegan a normalizar algunas conductas. ¿Qué herramientas les podemos dar a nuestros jóvenes para identificarlo y enfrentarlo desde el Tiempo Libre?

R: El repunte de la violencia, de los noviazgos tóxicos, es mucho más visible ahora que antes. También las criaturas empiezan los noviazgos antes, porque entran de manera prematura en la vida adulta, sobre todo las niñas, por todo un poco, la sobreinformación que hay, la hipersexualizacion… fíjate ahora por ejemplo en los carnavales, hay un montón de disfraces de niñas de 5 años que ya van con tacones, no les ponen zapatos planos, las maquillan mogollón, entonces con 9 o 10 años ya hay un querer tener novio.

También creo que hay un avance hacia la equidad, y siempre que hay un avance hacia los derechos, hayan sido de las mujeres, de las personas negras o de otras razas oprimidas, otras identidades sexuales, hay gente a la que no le interesa y nos lo ponen difícil.

Desde el tiempo libre, sobre todo en los Scouts, -incluso tengo a mi hija en un grupo y para ella se está convirtiendo en un referente-,  yo creo que herramientas tenéis muchísimas, desde los grupos scouts a educadores sociales que aprendéis muchas cosas, impartís cursos y tal, pero claro, a muchas quizás les falta la perspectiva feminista. Por eso, para acompañar a este tipo de historias, hay que formarse antes, saber de qué se habla, integrarlo en el aprendizaje. Creo que la herramienta más potente de ayuda es la escucha activa, que es una cosa que los seres humanos no sabemos hacer, porque nos han enseñado a juzgar mientras que escuchamos.

P: Muchas y muchos jóvenes al escuchar por primera vez sobre el feminismo o violencia machista se ponen a la defensiva porque se sienten atacados y atacadas. ¿Por qué crees que puede ser?

R: Ahí se sienten atacados la mayoría de los chicos, y no tanto las chicas, alguna… claro. El machismo es algo que las mujeres hemos alimentado, el patriarcado no se sostiene por sí mismo, hemos participado todo este tiempo de la estructura machista y por eso es normal que más de una mujer diga, “bueno, pero los hombres no son tan malos”. A nadie le gusta reconocerse como víctima o como agresor/a, es normal que se sientan agredidos/as cuando se decretan así estas afirmaciones.

Además, el feminismo tiene muy mala prensa hace tiempo, está asociado con una idea radical, de lesbianas, bolleras, perroflautas, que queremos el exterminio de los hombres… toda esa idea que se ha ido también implantando por muchos grupos con ideologías propias, o la gente de a pie que confunde las cosas. Pero bueno, yo cada vez me encuentro más gente joven consciente de que se acerca a este tipo de luchas.

P: En relación con la juventud y el papel que Internet  juega en las relaciones, ¿Qué opinión te merecen y su relación con el machismo?  

R: Eso es como todo, como el alcohol, las drogas… depende del uso que le des te ayudará o joderá la vida, es mi humilde opinión,  internet tiene información global, los mensajes visuales son mucho más impactantes que cualquier otro tipo de mensaje que podamos construir desde de la emoción,  es una información rápida, y el feminismo ha avanzado mucho, pero en el mundo los movimientos van adelante y atrás, mira quién está gobernando Estados Unidos, supuestamente la gran potencia mundial…, pues un tío que es racista, machista… lo tiene todo ¿no? pues entonces internet también es cómplice de esta estructura. Hay que saber cómo usar esta herramienta, internet es importante, pero con prudencia.

P: ¿Podríamos decir que la violencia machista es estructural?  Qué hay detrás de los micromachismos? ¿Cómo podemos identificarlos?

R: Definitivamente la violencia machista es estructural, lleva gobernando el mundo desde que los hombres reconocieron que las mujeres quedaban embarazadas a través del semen, y coincide casi cuando empezó la Era Industrial, porque en las cavernas aún no había mucho reconocimiento de la deidad femenina, había mucha pleitesia a lo femenino, se veía como milagro lo que nosotras hacíamos pariendo, pero una vez que se descubrió que los tíos tenían que ver con eso, ya se acabó, el machismo fue entrando y ya con el capitalismo ya aquello fue la leche ¿no? Y bueno, la violencia machista es estructural, para mi el micromachismo no existe, existe el machismo invisibilizado, porque micromachismo es minimizar el machismo, el machismo diario de la ocupación de espacio en los lugares públicos, de la brecha salarial, el tema del manejo de los tiempos, del espacio del ocio del cuidado, de muchas cosas que tienen que ver con el machismo cotidiano.

Y cómo identificarlos, pues cuando lo ejerces notas que estás teniendo facilidades en cosas, porque el privilegio está construido en detrimento del derecho de alguien siempre, y puedes ver cómo tu silencio, tu comodidad, es a costa de alguien, y la gente que sufrimos el machismo cotidiano, lo identificamos rápido, estas incómoda y no sabes por qué, pero es porque estás viviendo eso.

P: Vivimos en un sistema patriarcal que todos y todas sufrimos de una manera u otra. ¿Cómo podemos construir un sistema de igualitario?

R: A mi la palabra igualdad es que no me gusta, a mi me gusta la equidad, porque la equidad es un equivalente a alguien y no tener que ser igual, la diversidad es maravillosa, es maravilloso que vivamos gente diversa, diversidad en género, en sexo, en raza, en manera de ser…El sistema de equidad se construye desde el ser, desde que cada uno y cada una en su día a día haga gestos que cambian el mundo, porque con tu palabra, con tu estar, con tu manera de ver la vida puedes generar referente, puedes intentarlo, no podemos esperar a que esto lo monte el estado porque no lo veo. Entonces si cada quien nos unimos, podemos ser mucha gente la que podamos construir un sistema distinto, cada vez hay más gente que hace más cosas diferentes.

P: El discurso político últimamente hace referencia a la “sociedad hetero-patriarcal”? Cómo le explicarías a un/a joven que se significa este concepto y que implica. ¿Qué cambios exigirías al Gobierno?

R: La sociedad hetero patriarcal tiene que ver con el privilegio de la identidad sexual heterosexual, que gozamos de unos privilegios que no gozan las otras identidades, yo como heterosexual soy consciente de los privilegios que tengo en mi vida por ser heterosexual. La sociedad hetero patriarcal quiere decir que hay una heteronormatividad de cómo tienen que ser las cosas para generar el núcleo familiar (hombre, mujer, criaturas), para que se siga manteniendo este sistema. A los y las jóvenes hay que explicarles que los que tenemos una identidad tradicionalmente “normal”, que es la hetero, es la hetero, estamos arriba, y los que están abajo son los discriminados y marginadas por tener una identidad sexual distinta, por tener relaciones diferentes a lo considerado normal, por necesitar o querer transformar su cuerpo porque no se sienten cómodos, etc.

Al Gobierno le exigiría un montón de cambios, se lo exijo como puedo, pero el caso es que hacen lo que quieren… evidentemente el Gobierno en general, para poder exigirle cambios tienen que mirarse mucho pa dentro las personas que lo conforman, tienen que mirarse y  poder hacer una práctica coherente de lo que son y de-construirse mucho. Eso es lo que yo exigiría más que proponer leyes nuevas.

P: Y para finalizar te proponemos un juego, cómo explicarías a un grupo de jóvenes estos conceptos y su importancia para la crecer en igualdad: patriarcado, feminismo y amor romántico.

R:  Patriarcado, es un señor, que nació hace mucho tiempo, parecido a Dios, que fue dejando semillas en el resto de señores y señoras que colaboraron para que creciera una manera de vivir en el mundo, donde se puso al hombre en el centro y por eso se habla de humanidad con una figura de un hombre en el centro y se habla del hombre y del ser humano en masculino y no en femenino. El feminismo es la lucha que iniciaron las mujeres hace más de tres siglos para poder tener los mismos derechos que gozaban los hombres, lucha que empezaron las sufragistas con el derecho a votar. Y desde ahí se ha venido peleando por derechos desde lo público hasta lo privado, que es lo que más estamos luchando las feministas de ahora que es por derecho en el ámbito privado. El amor romántico es la semilla que genera la desigualdad y la violencia. Es el gusto por creer que te llamen 30 veces al día y  que te pregunten todo el tiempo dónde estás, qué haces, por qué no me llamas…. lo vivas como algo amoroso y no te des cuenta que es control. El amor romántico es pensar que sin la otra persona no eres nada, que eres la mitad de la otra persona.

El amor es muy bonito, se puede disfrutar y gozar de mil maneras y no de una forma posesiva y controladora.

P: Tu monólogo es todo un éxito, lleva más de 10 años cambiando a miles de personas ¿Tienes más proyectos?

R: Muchas gracias por reconocer que el monólogo es un proyecto de hace más de 10 años, que nació cambiando la vida de miles de personas, me atrevería a decir que ya el millón de personas seguro ha pasado por mi historia, seguro, más de 3.600 monólogos que llevo a la espalda. Y es verdad que, aunque quiera hacer otros proyectos y estoy en ello, el monólogo no lo puedo soltar porque cada vez está más demandado y estoy con una obra infantil que esperamos estrenar antes de verano que va ha hablar de la desigualdad entre niños y niñas, donde los elementos centrales serán mochilas, que nos pesan por la carga de estereotipos y roles que nos atribuyen desde muy chiquitines… Y estoy preparando una obra más grande, también autobiográfica que tiene que ver con la maternidad, quiero hablar de maternidades, en plural, desde partiendo del aborto y el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos como mujeres, hasta la hora de decidir si eres madre o no. También estamos escribiendo “Si duele no es amor” lo publicamos en mayo de este año,  esperamos que lleguen a comprarlo en la Feria del Libro en Madrid.

+ Síguela en su cuenta Twitter: @Nosolopam

Print Friendly