Pasos solidarios hacia Namibia

namibia

El pasado fin de semana ocho jóvenes scouts se reunieron en un encuentro de formación sobre cooperación, una etapa previa al inicio del campo de voluntariado juvenil que tendrá lugar del 1 al 15 de agosto en Namibia. Para muchos será su primera experiencia en un país del Sur pero para todos supondrá una vivencia única y transformadora que tratarán de transmitir a su vuelta.

En todos los casos, “se percibe que la sensibilidad y la motivación solidaria viajan con ellos y ellas desde hace muchos años”, señala la técnica de Internacional y Cooperación de Scouts Sandra Hernández. “Aunque sus perfiles profesionales son de lo más variado (medicina, ingenierías, enfermería, biología), cada uno de los y las participantes tiene claro que quiere integrar la cooperación para el desarrollo en su cotidianidad, y ello incluye en sus vidas laborales”, apunta Hernández.

El objetivo de este voluntariado, el primero que emprendemos en el ámbito de cooperación al desarrollo, es dotar a los y las jóvenes participantes de instrumentos para el desarrollo social a través de la creación de un espacio donde el Sur y el Norte puedan ayudarse mutuamente tanto en la búsqueda de información como en su difusión, intercambiando ideas y conocimientos.

Durante los 15 días en Namibia, los y las jóvenes participarán en el proyecto que Scouts de España está desarrollando en el país en colaboración con la Fundación Bastos y la Comunidad Topnaar. El proyecto, financiado por la Fundación Biodiversidad, consiste en la construcción de redes atrapadoras de niebla, hornos Lorena (lodo y arena) y en una campaña de sensibilización ambiental en Walvis Bay.

La población Topnaar no supera las 1.000 personas en toda Namibia, de las cuales 580 viven a lo largo del Río Kuiseb, con elevados índices de vulnerabilidad debido a las difíciles condiciones de vida en un entorno natural muy bien conservado.

El proyecto de cooperación se aborda desde la sostenibilidad, la perspectiva de género y la implicación de la comunidad beneficiaria, que realizará cursos de sensibilización ambiental, horticultura e instalación de redes atrapadoras de agua y hornos Lorena. Serán los propios miembros de la comunidad Topnaar y la Bastos Foundation los encargados de impartir los cursos y llevar a cabo las instalaciones.

Su desarrollo permitirá facilitar el acceso al agua a 50 familias, gracias a la instalación de las redes atrapanieblas, y reducir la deforestación del cauce del río Kuiseb, mediante la construcción de 50 hornos Lorena. La intervención se va a centrar en los cinco primeros asentamientos Topnaars donde la incidencia de la niebla es más constante y abundante. En ellos viven 143 Topnaars, agrupados en 50 viviendas.

Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *