Pinsapar del Centenario del Escultismo

Pinsapar del Centenario del EscultismoHace ya muchos años (antes de la guerra civil) los Exploradores de Málaga hicieron una campaña de concienciación y limpieza de los bosques de pinsapos (en aquella época estas iniciativas de defensa del medio ambiente eran totalmente inusuales) porque eran sistemáticamente talados para usar su madera para la construcción y para las traviesas de ferrocarril. Desgraciadamente no se valoraba esta joya de la botánica que tenemos en Málaga.

Estos scouts le echaron valor y hicieron una ruta andando desde Málaga hasta la Sierra de la Nieves para valorar el pinsapar, los bosques que quedan y denunciar el abandono de los mismos. Para conmemorar esta campaña colocaron una placa (me imagino que no la clavarían porque siempre hemos presumido de no usar clavos) en un Pinsapo. Sabemos que fue por la parte del Peñón de Ronda (al N.E. del Torrecilla). Muchas de las veces que hemos atravesado la Sierra de las Nieves hemos estado por allí buscando este pinsapo y obviamente nunca lo hemos encontrado.

Esta iniciativa ha inspirado la actividad que se acaba de realizar y que se enmarca dentro de las celebraciones que con motivo del XXXV aniversario de nuestro grupo y del Centenario del Escultismo estamos realizando. Hoy la conservación de los pinsapares y otros árboles en la Sierra de las Nieves es una constante preocupación por parte de la Consejería de Medio Ambiente y afortunadamente al pinsapar está muy recuperado y el número de hectáreas está aumentando.

Hemos aprendido a conocer, amar y respetar los pinsapos a lo largo de los 35 años de nuestro grupo a fuerza de andar por la Sierra, de dormir a su abrigo, de cobijarnos bajo sus copas en los días de lluvia o de intenso calor y así se lo hemos inculcado a todos los niños que han pasado por nuestro grupo.

La Repoblación, 28 de diciembre de 2006
Para poder realizar esta actividad medioambiental, el grupo ha realizado su campamento de navidad en el paraje conocido como Los Sauces, P.N. Sierra de las Nieves, en el término municipal de El Burgo, entre los días 27 al 30 de diciembre. El día 28 quedará en el recuerdo de nuestro grupo porque hemos iniciado la conmemoración del Centenario del Escultismo con una gran actividad.

Pinsapar del Centenario del EscultismoA primera hora de la mañana partió todo el grupo (más de 100 niños) para la primera zona de repoblación, cerca de la Cañada de la Encina donde trabajarían Castores y Lobatos. Allí se les dió una charla sobre la Sierra de las Nieves y los Pinsapos y se prepararon los hoyos para la plantación. Se quedó la Colonia y la Manada que pusieron sus plantones y extendieron semillas por la zona. Desde allí partieron para el Peñón de Ronda los Scouts, Escultas y Rover. Un rosario de jerséis rojos y pañoletas transportando las bandejas de plantones, tutores, protectores, azadones, comida, botiquín, etc. a lo largo de 11 Km. en el corazón de la Sierra de las Nieves. Allí, en una zona donde están los pinsapos más viejos de la sierra y que en parte fue destruida por un incendio, se repobló la zona con 100 pinsapos (uno por cada año del Escultismo) además de otras especies (quejigos, encinas, etc.)

La dificultad principal ha sido desplazar todo lo necesario hasta la zona de repoblación puesto que no hay carriles y solo una estrecha vereda nos lleva hasta allí. Ha habido que hacer los hoyos para los árboles con la dificultad del suelo rocoso de esta parte de la sierra, plantar, colocar tutores y proteger. Tras la comida y un breve descanso se continuó la faena y se volvió al Campamento por el camino del Cortijo del Palancar (que fué refugio del último bandolero de la Serranía, el célebre “Pasoslargos”).

Anocheciendo ya, se llegó al Campamento para la arriada y como es natural, se agradeció a la Consejería de Medio Ambiente su apoyo y colaboración para esta gran actividad con la entrega de unos recuerdos. Una placa con la flor de lis mundial, la leyenda “Pinsapar del Centenario del Escultismo” y la frase “Dejad el mundo mejor de cómo lo encontrasteis. B.P.”

Allí estuvieron con nosotros: Miguel A. Catalina -Jefe del Medio Natural, representando al Delegado Provincial D. Ignacio Trillo; Rafael Haro – Director conservador del P.N. Sierra de las Nieves; José López Quintanilla, técnico del Parque, padre de dos niñas del grupo y unos de los pilares de esta gran actividad; M. Barrionuevo, agente de medio ambiente; Jaime Pereña, biólogo especialista en especies amenazadas y también nos acompañó Pilar Quirós, periodista-reportera del Diario Sur especialista en temas medioambientales. Se publicará en el diario SUR de Málaga el próximo domingo 7 de enero (www.diariosur.es).

La suelta de aves
El último día del campamento llegaron técnicos de Medio Ambiente con aves preparadas para soltarlas. Todos los niños sentados para escuchar atentamente la charla que sobre las aves nos impartieron El nos han enseñado muchas cosas sobre las costumbres de los aves y de cómo se han recuperado. También nos ha enseñado como tenemos que avisar al CREA cuando encontremos un ave salvaje herida y cómo tenemos que cuidarla mientras vienen los técnicos.

En primer lugar una lobata soltó un Cernícalo que cruzó volando la cañada y se posó en la copa de un pino. Después una scouter de clan soltó un hermoso Cárabo. Finalmente y debido a su gran tamaño y a las afiladas garras, fue el mismo veterinario de Medio Ambiente el que liberó a Malak el gran Buho Real, “el gran duque” del bosque, que nos miraba a todos con sus grandes ojos anaranjados y sus puntiagudas “orejas”. Malak emprendió el vuelo con su batir de alas lento, silencioso y majestuoso buscando una buena roca para establecer su nuevo hogar. Buena Caza Malak, “que el bosque, al agua y el viento te proteja y te acompañen”.

Print Friendly
2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *