A limpiar el mundo en un barco de plástico reciclado

imagen del albergue fuentenueva

Un barco fabricado con más de 12.500 botellas de plástico recicladas está cruzando en estos momentos el Océano Pacífico. La aventura forma parte de la campaña A limpiar el mundo, una iniciativa creada para inspirar y dar poder a las comunidades para que “limpien, reparen y conserven su medio ambiente” a través de la realización de actividades que van de la recogida de desechos y la plantación de árboles a proyectos de conservación de agua y energía.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) colabora en esta iniciativa, que moviliza cada año a unos 35 millones de voluntarios de más de 120 países convirtiéndola en una de las mayores campañas ecológicas del mundo de carácter comunitario.

Este año la campaña cuenta con un embajador muy interesante que se ha embarcado junto a su tripulación en la ruta San Francisco (EE.UU.) Sidney (Australia). Se espera que el próximo x llegue al puerto para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente. Pero antes, tienes la oportunidad de resolver tus curiosidades sobre este viaje y preguntárselo al capitán del barco, David de Rothschild .

Para formular tus preguntas y conocer mejor este proyecto, te invitamos hacer un tour por el Plastiki y a sorprenderte con el diseño y construcción de este catamarán. Tienes hasta el 26 de mayo para enviar las preguntas a info@cleanuptheworld.org.

Con esta iniciativa se pretende aumentar la concienciación sobre las enormes cantidades de plástico que contaminan nuestros océanos y animar a las gentes a que reduzcan, reutilicen, reciclen, rechacen y, lo que es más importante, se replanteen su forma insensata de utilizar el plástico del planeta. A limpiar el mundo estima que cada año 7 millones de toneladas de basura acaban en los océanos del mundo. La mayor parte de esta basura es plástico, que mata a millones de aves y mamíferos marinos cada año.

Print Friendly
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *