La Organización Mundial del Movimiento Scout: la dimensión internacional de la acción local

Es probable que hayas escuchado infinidad de veces que en la actualidad 28 millones de personas son scout, pero no es del todo exacto. Habría que matizar que son esas las personas miembro de la Organización Mundial del Movimiento Scout, un gran paraguas que da cobertura al escultismo de más de 160 países, entre ellos España.

Tanto si eres scout como si nunca te lo has planteado, queremos aprovechar la conmemoración del 22 de febrero, Día del Scout, para acercarte a esta gran Organización Mundial que es y existe en la medida que cada grupo scout lo es en su localidad, al nivel más cercano con su entorno.

¿Qué une al grupo scout con la Organización Mundial? ¿En qué afecta a tu grupo que exista una estructura organizativa mundial? ¿Qué saben ellos de ti desde su sede en Ginebra? La vinculación es más fuerte de lo que puedas pensar, y detrás de muchos de los proyectos y acciones que realizas en tu barrio o ciudad está la OMMS.

El Escultismo mundial opera a través de una red de grupos locales apoyados por las Organizaciones Scouts Nacionales de 160 países. La Oficina Mundial, cuyo cuerpo directivo está formado en su totalidad por voluntarios y voluntarias, nunca ha lanzado una campaña en todo el mundo que haya sido automáticamente asumida a nivel local, de la misma manera que las iniciativas locales no se aplican y extienden en los cinco continentes. Sin embargo, todo el movimiento scout podría actuar por una causa específica un día concreto. Y es precisamente esto lo que revela la unidad del escultismo, su naturaleza global, su capacidad de actuar localmente y la naturaleza universal de sus valores.

La Organización Mundial, a través de su Secretaría General, presenta cada cuatro años las líneas estratégicas para señalar por dónde tiene que caminar el escultismo, unas guías que se van adaptando a la realidad social del momento e, incluso, tratan de adelantarse a los retos del futuro para la juventud. Esas estrategias se adaptan a su vez al contexto, retos y oportunidades de cada país para aplicarse y actuar a nivel local.

Cuatro son los grandes programas de la Organización Mundial:

  • Medio Ambiente: durante los más de 100 años del escultismo, la juventud scout de todo el mundo ha descubierto, ha aprendido del entorno y lo ha protegido.
  • Educación para la paz: el escultismo siempre ha sido un movimiento pacífico y en todo el mundo trabaja activamente con el objetivo de crear un mundo mejor.
  • Participación juvenil: un proceso que permite a la juventud tener voz en las decisiones que afectan a sus vidas. Crea oportunidades de voluntariado para que la juventud sea parte del cambio y decisiones que se toman en sus comunidades. La implicación juvenil en la toma de decisiones es una prioridad estratégica e identifica tres áreas: la implicación en la unidad, la implicación en las instituciones y la implicación en la sociedad civil.
  • Rompiendo barreras: una de las líneas prioritarias de la Organización Mundial se centra en llegar a jóvenes a los que nunca antes lo había hecho. Bajo este programa se pretende trabajar junto a colectivos en situación de riesgo o con niños y niñas en circunstancias de especial dificultad.

Mejor junto a otros
De igual manera que los grupos scouts trabajan junto a otras ONGs, ayuntamientos e instituciones para ampliar su acción, la Organización Mundial entiende que el escultismo no existe de manera aislada y que para cumplir su misión de dejar este mundo mejor de lo que lo ha encontrado, es necesario hacer alianzas con actores que compartan sus ideales.

Actualmente, la Organización Mundial desarrolla alianzas y convenios con diferentes Programas y Agencias de las Naciones Unidas, entre ellas Unicef, Unesco, el Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR, el Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas y el Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD) .

La Organización Mundial también trabaja junto al Comité Internacional de la Cruz Roja y promueve la Campaña del Milenio, fomentando de manera especial la mobilización de la juventud.


Proyectos

Hay tantos proyectos como grupos scouts pertenecen a la Organización Mundial, es decir, decenas de miles. Esos proyectos son el corazón del Movimiento y demuestran la capacidad de innovación social: para cada situación, para cada problema o para cada necesidas expresada por la juventud.

La fuerza social del escultismo actúa a nivel internacional en campos como el acercamiento a los efectos de la globalización, el desarrollo sostenible, la diversidad cultural, los derechos de la infancia y la juventud, el empleo, la responsabilidad de gobierno, la lucha contra el racismo, la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, la participación juvenil y la ciudadanía joven, las políticas de juventud, la promoción de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas y la protección del Medio Ambiente.

Puedes profundizar en algunos de los principales proyectos propuestos a nivel mundial y realizados por grupos scouts, como son Escultismo para Todos, Medio Ambiente o Regalos para la Paz .

Internacional en Scouts de España
Para acortar distancias entre la Organización Mundial y los grupos scouts, Scouts de España cuenta con el Área Internacional y de Cooperación. Entre sus funciones está la de recepcionar y hacerte llegar, a través de las Organizaciones Federadas, las iniciativas de ámbito internacional. Pero su acción no sólo va en una dirección, si no que puede canalizar tus inquietudes en el ámbito internacional.

Print Friendly
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *