Y seguimos

Estos dos últimos días de Campamento  Rover en Griébal han sacado a la luz todo el ánimo y las ganas, tanto de los y las  Rovers como de los/as scouters, de seguir conociendo y dando el máximo de nosotros/as para hacer de esta semana algo único que no se olvidará con facilidad.

Respecto a las actividades, hemos hecho una visita al pueblo de Aínsa y realizado varios talleres referentes al roverismo dentro del grupo scout, el liderazgo y el trabajo en equipo. Pero como todos y todas sabemos, no es más importante el qué se hace, sino el cómo.

Es curioso que en cuatro días un grupo tan numeroso de personas pueda lograr un nivel de confianza y de armonía tan alto sin ser consciente de ello (porque pienso que realmente no lo son). Se sientan juntos/as a comer y ya son amigos y amigas de toda la vida, ya no importa cuántas personas hay en la hamaca, el calor que haga o el nivel de ridículo alcanzado en el fuego de campamento. Sólo importa conocer.

Justo ahora, al volver del pueblo (y hablando de mi falta de inspiración) una rover me ha dicho “Irene, deberías escribir que nos ha sentado genial salir y hacer cosas también fuera”. Y ahí está la satisfacción personal. En que lo que haces, haga a los demás un poquito más felices. En que les haga aprender algo nuevo. En que la lluvia no les quite las ganas de hablar sobre escultismo.

Ya a mitad de campamento, no quiero que se acabe, y espero que ellos/as tampoco. Y creo que quizás eso es lo mejor que me puede pasar.

Hasta pasado mañana. Buena caza y largas lunas.

Irene

Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *