LOS BOSQUES Y LA ENERGÍA

En 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 21 de marzo como Día Internacional de los Bosques. Mediante su celebración se rinde homenaje a la importancia de todos los tipos de bosques y se intenta generar conciencia al respecto. Celebramos las diversas maneras en que los bosques y los árboles nos sustentan y protegen. Este año, el lema es “ Los Bosques y la Energía”. 

Del bosque, la dendroenergía: una importante fuente de energía renovable para el mundo.  A escala mundial, la madera proporciona una cantidad de energía mayor que la generada gracias al sol, el agua o el viento (energía solar, hidroeléctrica o eólica), constituyendo aproximadamente un 40 % del suministro actual de energía renovable en el mundo. Desempeña un papel importante tanto en los países en desarrollo como en algunos países industrializados.

Aproximadamente el 50 % de la producción mundial de madera (en torno a 1 860 millones de metros cúbicos) se utiliza como fuente de energía para cocinar, calentarse y generar electricidad. Para 2 400 millones de personas, el dendrocombustible representa la posibilidad de disfrutar de comida cocinada y más nutritiva, agua hervida y un hogar cálido. La modernización del sector dendroenergético puede ayudar a revitalizar las economías rurales y estimular el desarrollo empresarial: un aumento de las inversiones en la producción de dendroenergía y dendrocombustibles avanzados puede proporcionar ingresos para financiar una mejor gestión forestal, más bosques en crecimiento y más puestos de trabajo.

Motor del desarrollo económico. Aproximadamente 883 millones de personas de países en desarrollo trabajan en el sector de la dendroenergía a tiempo completo o parcial.

Mitigación del cambio climático. A escala mundial, los bosques albergan un contenido energético que equivale a unas 10 veces el consumo mundial anual de energía primaria. Tienen, por lo tanto, un importante potencial como recursos renovables para satisfacer la demanda energética mundial.

Una mayor inversión en innovación tecnológica y en la gestión sostenible de los bosques es la clave para aumentar el papel de los bosques como fuente principal de energía renovable. De esta forma invertimos en nuestro futuro sostenible, en el cumplimiento de distintos Objetivos de Desarrollo Sostenible y en el fomento de una economía verde.

Un aumento de la superficie de arboledas familiares y comunitarias sostenibles y el uso de cocinas de leña limpias y eficientes pueden facilitar el acceso de millones de personas más de los países en desarrollo a energía barata, fiable y renovable.

Desde un punto de vista biológico, los bosques son los ecosistemas terrestres más diversos, donde se albergan más del 80% de las especies animales y vegetales. Por otro lado, desde la perspectiva humana, los árboles procuran refugio, trabajo y seguridad a las comunidades que dependen que ellos.

Pese a los increíbles beneficios ecológicos, económicos, sociales que nos brindan los bosques, la deforestación continúa a un ritmo de 13 millones de hectáreas al año y es responsable de entre un 12 y un 20% de las emisiones de gases que producen el efecto invernadero y contribuyen al calentamiento global.

5 ideas para participar en el Día Internacional de los Bosques:

Print Friendly
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *