7 COSAS IMPRESCINDIBLES PARA UNA BUENA RUTA

Verano. Época de playa, de sol y de dormir hasta las tantas. Época de ventiladores, de viajes, de hoteles, de salidas y entradas; de piscina, de ver a la familia… Pero también es época de campamento de verano. Esos campamentos de verano eternos donde los mayores están deseando perderse por una buena ruta y los pequeños temen tener que cargar con esa mochila más de lo esencial. Siempre llegan esas dudas de no saber qué llevarte y qué no, donde la incógnita de la ruta se apodera de nosotros. Pero no os preocupéis, aquí os traemos una lista de las 5 cosas imprescindibles que no pueden faltar en tu mochila para esos días de ruta.

Empecemos por una necesidad básica como lo es beber agua. Haga calor o frío, el aguaHidratarse es muy importante es fundamental para hidratarnos en esos duros días de ruta. Por lo que, ¡una buena cantimplora no puede faltar en ella! Siempre es recomendable que sea una cantimplora que pueda mantener el agua a una temperatura indicada, por lo que debemos evitar las botellas de plástico, sean del tamaño que sean.

Para esos golpes de calor y ese sol constante de verano, que mejor manera de combatirlo que con una buena gorra que nos proteja, y si es de colores claros ¡mejor que mejor! En caso de que no tengas o se te haya olvidado, un pañuelo o incluso tu pañoleta servirá para tapar la cabeza. Consejo: no hay mejor sensación que la de mojar tu gorra o pañuelo en una fuente, es magnífico.

Como buen scout y explorador habrás aprendido a usar una brújula y un mapa, así que, ¿qué mejor momento para llevarlo a la práctica que una ruta con tu sección? Puede que solo sepas las nociones básicas, pero para posibles emergencias o incluso por si no sabéis hacía donde vais, es un utensilio útil que hay que llevar en la mochila. ¿Y qué me decís de las cuerdas? Tantos talleres de cabuyería y juegos límite deben habernos enseñado algo. Un buen nudo sirve tanto para hacer un vivac en una fría o lluviosa noche como para ayudar a algún compañero que tenga un problema en mitad de la ruta. No sólo sabemos hacer pulseras con ellas, por lo que ¡usémoslas!

Y si por lo que sea decidísConsultando mapas en plena ruta emprender la ruta de noche, es imprescindible una buena linterna (obviamente) que sea nuestros ojos y nos guíe por los oscuros senderos. Y ni que decir tiene que siempre, siempre, tu mochila debe llevar un buen chaleco reflectante, sobre todo si tenéis tramos por los que debéis andar por la carretera. ¡Mejor prevenir que curar!

Espero que, con estos pequeños consejos, el quebradero de cabeza previo a la ruta os sea más leve y podáis disfrutar de más tiempo dándoos un chapuzón.

Buena caza y largas lunas.

“Un par de ojos bien entrenados son tan buenos como una docena de ojos inexpertos”. Baden Powell.

Captura de pantalla 2016-06-29 a las 9.00.57

Print Friendly, PDF & Email
2 comentarios
  1. Oselu
    Oselu Dice:

    Ole ole y ole jjjj, como se nota la escuela que has tenido hija. Se nota la huella de Alex y compañía. Sigue así que llegarás muyy lejos en el scultismo. Quien sabe a lo mejor tenemos a una futura presidente de ASDE jjj

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *