El grupo scout 125 ayuda en las tareas de limpieza tras las inundaciones de Málaga

Tras las inundaciones que causaron estragos en la provincia de Málaga el pasado fin de semana, el grupo scout 125 no se ha quedado de brazos cruzados. La localidad de Campillos ha sido de las más afectadas. Se ha movilizado a la Policía Local, a la Guardia Civil y a Protección Civil y las personas que tienen  maquinaria pesada, como tractores, también ha ayudado para desbloquear calles o evacuar gente de sus casas. Más de cien personas tuvieron que pasar la noche fuera de sus viviendas y muchos edificios públicos están anegados por el barro.

Scouters y rovers del grupo scout 125 de Málaga se desplazaron a Campillos para colaborar en las tareas de recuperación y ayuda. Coordinados por Protección Civil y con el ayuntamiento, estuvieron trabajando para limpiar el Colegio Manzano Jiménez tras la inundación, entre otras tareas.

“No tenemos nada que ver con Campillos pero había una gran preocupación por lo que estaba ocurriendo. Otras veces ha habido inundaciones en Málaga y hemos actuado igual. Contactamos con Protección Civil de Campillos y el lunes fuimos para allá 4 scouters y un rover , ya que no trabajamos y tenemos tiempo entre semana”, Nacho Monserrate, coordinador de la sección Rover.

Nacho explica la incertidumbre que sentían de camino hacia allí: “No sabíamos cómo nos iba a a acoger el pueblo ni qué tareas teníamos que realizar”. Pero la experiencia superó sus expectativas. Una señora, al verlos con la pañoleta, se acercó a preguntarles qué era eso y por qué habían ido. El grupo le respondió: “somos scouts, ayudar va en nuestra manera de ser”. “Pues ojalá todos fueran scouts”, les respondió la señora, que quedó encantada con su apoyo y les regaló unos bocatas para agradecerles su esfuerzo.

Estas cinco personas del grupo scout 125 también colaboraron en el reparto de agua potable a las vecinas y vecinos de la localidad. Fueron casa por casa, teniendo contacto directo con cada persona, conociendo de primera mano los estragos personales de la tragedia. La gente que les pidió ayuda a sacar cosas de la casa. Vieron a niños llorando en el suelo, embarrados, y las familias impotentes, intentando limpiar su casa, sin saber cómo consolarlos. Estos scouts pasaron desde las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde echando una mano, embarrados hasta las trancas en cuento salieron del coche. Era muy difícil sacar el barro del colegio y del instituto que ayudaron a limpiar. Parecía que no iba a salir nunca.

” Fue muy emotivo e impresionante. Cuando estábamos limpiando el colegio un niño se acercó a darnos las gracias “por dejar su cole limpio”. Estuvimos ayudando a distintas tareas durante el lunes hasta que ya nos dijeron desde Protección Civil que por ahora ya no hacía falta porque ya estaba trabajando maquinaria, operarios municipales y de diputación y efectivos de la UME (Unidad Militar de Emergencias)”, continúa Nacho, “Ahora estamos valorando la recogida de ropa, enseres y otros materiales para las personas afectadas”.

Este fin de semana ha corrido la voz de que Campillo y otras localidades necesitan de ayuda voluntaria y otros grupos scouts de Málaga van a acudir para prestar su ayuda allí dónde en necesario. Una vez más, los scouts colaboran para hacer un mundo mejor.

Print Friendly, PDF & Email