El pasado 14 de mayo, fecha del traslado de la Embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén, se produjeron graves enfrentamientos que se han saldado con la muerte de  58 manifestantes palestinos y más de 2.700 heridos como consecuencia de los disparos de soldados del Ejército israelí. La escalada de la violencia en la frontera entre el enclave palestino e Israel ha provocado toda una oleada de reacciones por parte de la comunidad internacional, que en su mayoría rechazan el uso desproporcionado de la fuerza por parte de los militares israelíes y denuncian que Israel ignora “una y otra vez” las leyes internacionales.

Amnistía Internacional ha sido una de las organizaciones más duras a la hora de denunciar los abusos cometidos por parte de las fuerzas de seguridad israelíes. A través de su cuenta oficial de Twitter,  la organización ha asegurado que lo sucedido este lunes en Gaza es “una abominable violación del Derecho Internacional y los Derechos Humanos”.

El Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial  -conformado por un grupo de expertos internacionales independientes- ha comunicado su “alarma” y “extrema preocupación” ante “el uso desproporcionado de la fuerza” por parte del Ejército israelí, ” contra los palestinos que participan en la Gran Marcha de Retorno de Gaza. Como parte de un mecanismo de “alerta y acción urgente” con el que cuenta para casos que requieren un pronunciamiento urgente por ser de vida o muerte, el Comité exhortó a Israel a abstenerse de “cualquier acto que provoque más víctimas” y que permita que los palestinos heridos reciban atención médica. También han expresado sus dudas de que muchos de los palestinos fallecidos “realmente supusieran una amenaza” en el momento que fueron disparados por los soldados israelíes. El Comité denunció además que hay indicios de que las autoridades israelíes han obstaculizado que los heridos reciban un tratamiento adecuado.

Por su parte, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, ha criticado a través de Twitter lo que ha calificado de “indignantes violaciones a los Derechos Humanos” por parte de Israel, que ha asegurado que “deben finalizar ya”.

A título individual, han sido varios los gobiernos europeos que han condenado la violencia, entre ellos el de España.

Scouts de España en julio de 2014, lanzó su posicionamiento frente al conflicto Israel-Palestina haciendo un llamamiento a la comunidad internacional para exigir el fin de la violencia tanto del gobierno de Israel como de Hamás, el levantamiento del embargo hacia la población de la Franja de Gaza y el trabajo por la paz y defensa de los derechos humanos en la región.

A igual que lo hicimos entonces, Scouts de España manifestamos nuestro deseo de un acuerdo de paz, justo y duradero que diese seguridad a la población, tanto israelíes como palestinos y condenamos cualquier acto de violencia, repudiando el sufrimiento de cientos de miles de personas, exigiendo el fin de los combates y sumándose a la Declaración de las Organizaciones Políticas y Sociales a favor de la paz en Palestina y contra la masacre del pueblo palestino.

La Paz en Palestina es inevitable. La pregunta es ¿cómo podemos hacer que suceda hoy? Darrell Issa

Aquí podrás encontrar más información:

Fuentes: eldiario.es | Amnistía Internacional | Naciones Unidas | Televisión Española

Print Friendly, PDF & Email