UNA SEGUNDA VIDA: ADOPCIÓN DE ANIMALES

¿Adopción? ¿Por qué voy a adoptar si comprando puedo tener al animal que quiera y como quiera? Pero, si ese problema ya estaba resuelto, ¿no? ¡Yo quiero un perro de raza!

Esas son algunas de las ideas que hoy día siguen resonando en nuestra sociedad. Pero, efectivamente, ¿por qué adoptar y no comprar?

Al adoptar a un animal estás dando un hogar a un animal que ha sido maltratado y/o abandonado por sus anteriores dueños, de esta forma se consigue darle una vida mejor. También se contribuye a terminar con el maltrato y la atrocidad que sufren esos bonitos animales que vemos en cajas y a través de espejos cuando vamos a cualquier centro comercial. Prácticamente todos los animales que llegan a perreras o centros de acogida han corrido la misma mala suerte: abandonados en la carretera, maltratos, dejados a su suerte en la puerta de estos centros, incluso en algunas ocasiones ha habido intentos de acabar con la vida del animal; en resumen: atrocidades. Por todo esto, es muy importante ser completamente consciente de todo lo que necesitan estos animales y saber si vamos a ser capaces de dárselo antes de lanzarnos a la adopción.

Cada animal es un mundo. Puede que algunos no necesiten más que un par de visitas al veterinario, una buena dieta y ejercicio, pero hay otros que van a necesitar ayuda para aprender a caminar de nuevo o incluso una operación. Pregunta en el centro de acogida las necesidades específicas del animal antes de decidirte a adoptarlo. Aunque una cosa tienen todos en común: lo más necesario es una nueva familia dispuesta a quererles.

Si no puedes adoptar y quieres ayudar tienes otra opción: ¡hazte voluntario o voluntaria! Muchos centros de adopción y acogida necesitan este servicio, ya que no dan abasto con sus trabajadores para todo lo que tienen que hacer. Es otra forma de ayudar y realizar una buena acción. Además, puedes conocer más de cerca las historia y el por qué están ahí todos esos animales. Si tampoco puedes ser voluntario, tienes una última opción: ¡hacer donaciones! Los refugios aceptaran encantados de que les dones cualquier material, comida o productos para el cuidado de los animales; o simplemente que difundas sus publicaciones en redes sociales, por ejemplo cuando urge adoptar animales.

La conclusión está clara: ¡mejor adoptar antes que comprar!

Si queréis saber más sobre el tema os recomiendo el blog “En busca de una segunda oportunidad” y la sección sobre mascotas del blog “Hogarmania”, también podéis ver la sección que hace Dani Rovira en El Hormiguero, “amores perrunos”. Tampoco dudéis, si queréis ayudar, en contactar con el refugio más cercano en vuestra ciudad.

El poder cambiar esto está en nuestras manos.

Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *